NEOKIT alcanzó el millón de unidades para la detección masiva


El test de diagnóstico nacional continúa su producción para la demanda prioritaria del Sistema Público de Salud.

Los test de diagnóstico NEOKIT COVID-19 que se enmarcan dentro de las acciones que viene llevando a cabo la “Unidad Coronavirus”, alcanzaron en enero el millón de unidades abastecidas a más de doce provincias, que lo incorporaron en su estrategia de testeo y detección de COVID-19.

El test de base molecular rápido, sensible, de bajo costo, y sencillo de operar para detectar el SARS-CoV-2 permitió un significativo ahorro a las provincias, en comparación con las alternativas importadas, y también una importante ampliación en la capacidad de testeo por la simpleza de su ejecución y la baja necesidad de equipamiento de laboratorio.

El equipo detrás de NEOKIT continúa trabajando fuertemente para el abastecimiento de los próximos meses mientras avanza la campaña de vacunación y dispone de un stock de seguridad de 600.000 unidades.

El NEOKIT COVID-19 es un desarrollo de esta Institución de doble dependencia, el Instituto de Ciencia y Tecnología Dr. Cesar Milstein de CONICET y la Fundación Pablo Cassará. Sumaron sus esfuerzos para la comercialización Y-TEC, la empresa de tecnología del CONICET e YPF.

Este kit de diagnostico rápido presenta dos cualidades: permite testear muestras de ARN y obtener resultados en menos de dos horas (con similar sensibilidad que las técnicas actuales de RT-PCR) y no requiere equipamiento completo (termocicladores en tiempo real). El cambio de color de violeta negativo a azul positivo determina una prueba positiva para SARS-CoV-2. Esta herramienta agiliza y refuerza la respuesta del trabajo sanitario, porque, en muy poco tiempo, los equipos de salud tienen la certeza de qué decisiones tomar sobre el paciente con síntomas, es decir, si mantenerlo aislado, darle el alta o bien, realizar algún tratamiento.

NEOKIT Acerca de la “Unidad Coronavirus”

Está integrada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el CONICET y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i). Su objetivo es coordinar las capacidades del sistema científico y tecnológico que puedan ser requeridas para realizar tareas de diagnóstico e investigación sobre COVID-19.